Revista Literaria Periódico Cultural

10.11.2009 GMT

Poemario a los 330 días / Maritza Álvarez

330

Porque se acerca el día, corazón

Porque es un logro más y nos afianzamos y afiatamos

Porque dimos otro paso certero escalando la cintura que nos mide

La que se junta en la perfecta medida. Son trescientos treinta días y te vivo… Y celebro…

Nada más que verte

Porque no me daré por vencida

Flor de manzanilla al viento

hasta que te vea …

Porque un día o diez a tu lado

Salvan la espera que sea

Porque una tarde o una noche contigo

Pagan todas las añoranzas y suspiros

Porque no quiero nada más que verte

Tenerte conmigo un segundo o miles

Mis besos serán una cuna de arrullos

Para tu boca silente

Ramo de rosas en capullos

Mis brazos se reproducirán en miles

Mi cintura se prepara, amor, para tus manos

Que saltando cerros descansarán en ella

Mi corazón está alerta, amor,

Y el alma habla distendida

Valor

Lo vale mi amor

Los momentos tan deseados

El extrañarse y no verse

Las noches raras y oscuras

Porque todo lo sufrido ha valido

Caen las estrellas en una noche fugaz

Los cielos se encienden de otra manera

Ahora, en que la fecha era

La promesa dirigida al corazón

Cupido es un gorrión de once meses

Que recorrió volando y acertando

Hasta dar en el corazón

¡Cómo veré el sol cuando tú te asomes!

Llegando viento y ansiedad

Nervioso y extraño del encuentro

Amor de los trescientos treinta días

Que con valor espera

La extraña y dulce risa de la vida

Celebración

Mi boca de caprichos de amor

empieza a nacer

Como bebé que abre sus ojos

por primera vez

en tu miembro que duerme todavía niñez

y empieza a gustar

del sabor tan deseado

Tanta espera, y ahora

heme aquí

te respiro y te miro

y de improviso te has vuelto hombre

Y como a celebrar he venido

Te monto y te calzo

No espero invitaciones

Siento el agradable y pensado dolor

Cabalgando sobre tus piernas estoy

Metida en ti hasta lo sumo

Son once meses y celebrando estoy

Once meses que subo y sumo

Te castigo arriba y abajo

Uno, dos

Uno, dos…

Adelante y atrás

A un lado y al otro

Te gimo a más no poder

Te miro y tu rostro estalla

Cuando en la línea de mi talla

Tus ojos de lunas maravillosas

entreabres encendido

Arrugando tu ceño de placer

Aplastando al mundo de puro poder

Manos, dolores, pasiones

Me tomas, y ya me sacas

De un solo grito de tu rito caliente

Despego…

Y suave me depositas

sobre una cama que hoy tiene alas

para volverte hombre en celo por su hembra

Mis piernas separas

Como escogiendo lo mejor que te ofrecen

Y dejas caer tu cuerpo en el mío

Tu boca se apura para perderse luego

Entre flores y perfumes

Entre selvas y colores

Subes la colina que te acerca a mi

Depositando tus besos calientes

en cada centímetro de mi hambrienta piel

Siento por fin tu deseado peso

y tus manos que ajustan en el lugar correcto

Entonces yo te atrapo, te cazo y te aprieto

Cuando alteras ya mis pechos

en boca abierta

Húmeda de hambre y de deseo

Rasguño tu espalda sin querer

cuando quiero devorarte de placer

Mi lengua se sacia en tus labios rojos

de calor al contacto con los míos

Esto es un sueño

del que no quiero jamás despertar

Ardes, amor, ardes dentro mío!

Porque a celebrar he venido

Porque uno solo es el camino de la espera

Porque uno solo es

y es el que ahora siento y nombro

el que hace hablar a mi sexo palpitante

Y mi ser completo se convence

que un solo minuto al lado tuyo

ha valido la espera

que ahora cuenta trescientos treinta días

que se acumulan amor

en mis misteriosas entrañas

Me esperas hasta que rompe la ola…

Y tú que eres arena mojada te apuras

Y tus movimientos evocan las placas tectónicas

que de amor han quedado regadas

Playa

C

A

L

M

A

A celebrar vinimos

Y nos rendimos por fin

En dulce abrazo contenido

Por verte

Por verte

la insolencia

El sueño nocturno

Y el temor asumido

Por verte

viajo lo que sea

escribo a las embajadas

hago de las tinieblas la luz

Sólo por mirarte

y disipar de tus ojos la bruma

y el otoño en tu pupila dorada

Por verte doy lo que tengo

Por besarte

y en mis brazos atraparte

Por verte me vuelvo sacrílega

y de las iglesias me escondo

si me buscan me hallarán en el fondo

de tu lecho blanco recostada

Por tenerte he olvidado los rezos

Por dormir junto a tu pecho

Soy un pájaro niño

que de amor se ha vestido

Toco, palpo, busco, accedo

¡Por verte, amor, por verte!

Empujo a la Luna si es preciso

con tal de no verla explotada otra vez

Por hombres que buscan su humedad

descontrolada

Por verte

Ajena a todo y a todos

Espero lo necesario

arriesgando mi piel que se aja

Y mis luces…

que de pronto se apagan

cuando perdidas se sienten de distancia

y de fríos

Sólo por verte

por esperarte

por amarte

Foto

www.arn.org.ar/Exoticas/Exoticas.html



En: No Categorizado
Permaenlace: Poemario a los 330 días / Maritza Álvarez
Comentarios: 1
Leído 1940 veces.

Dejar Comentario

*
Smilies
*
Ingrese el código mostrado. 

vocessusurrosrumorygritos-vocessusurrosrumorygritos